PALABRAS ALUSIVAS AL AREQUIPEÑISMO DE MARIO VARGAS LLOSA

  Con motivo de develar su retrato, en la Sesión Solemne del 15 de Agosto del 2012

Señores:

           Nuestro insigne literato: Mario Vargas Llosa, nació un 28 de marzo de 1936, por coincidencia, el mismo año en el que se fundó nuestro Club, en una antigua casa del Boulevard Parra, de la incomparable Arequipa, muy cerca al monumento a nuestro insigne procer: Mariano Melgar. 

Pero estas breves palabras no son para hacer una reseña bibliográfica de nuestro Premio Nobel de Literatura, que todos ya la conocen, ni para referirnos a sus méritos literarios, pues ni estamos capacitados para ello, ni resulta necesario hacerlo, porque también, las personas indicadas para ello, ya lo han hecho, de manera abundante. 

Éstas palabras son para referirnos al arequipeñismo de nuestro incomparable novelista, puesto algunas veces en duda, al cuestionar, ciertas personas malintencionados, su autentica peruanidad. 

Mario Vargas Llosa salió de Arequipa siendo muy niño, pero siempre mantuvo presente su condición de arequipeño,  no en sus obras, inspiradas en vivencias en Lima, en Piura, y en otros lugares y circunstancias, pero sí en constantes declaraciones y actitudes suyas. 

Nada menos, el día que le anunciaron que le habían otorgado el Premio Nobel de Literatura, al contestar una pregunta en la conferencia de prensa que concedió en Nueva York, para todo el mundo, dijo textualmente: “¿cómo pueden dudar de mi peruanidad, si yo pronuncio la ll como sólo los arequipeños pueden hacerlo?” 

Y en su discurso en Estocolmo, al recibir el Nobel, también para todo el mundo, dijo que al Perú lo llevaba en las entrañas, y que se sentía arequipeño por las narraciones de sus parientes más cercanos, pues los arequipeños, al salir de Arequipa llevan siempre consigo, además de su equipaje, sus recuerdos, sus costumbres y su orgullo de ser arequipeños. 

Si consideramos, además, que Mario siempre va a Arequipa, que su plato favorito es el chupe de camarones, y que ha donado su biblioteca personal a Arequipa, ¿alguien puede dudar del arequipeñismo de nuestro ilustre paisano? 

El Club Arequipa le rindió ya homenaje hace como 40 años, cuando era famoso por “La ciudad y los Perros” y “La Casa Verde”, en una ceremonia, en nuestro viejo local del Paseo Colón, de la cual, las fotos en blanco y negro, lamentablemente no han podido ser ubicadas. 

Pero actualmente, con motivo de haber sido honrado con el máximo galardón que puede recibir un literato: el Premio Nobel de Literartura 2010, estábamos en deuda con Mario Vargas Llosa, y hemos querido rendirle ahora un homenaje, aunque no se encuentre físicamente presente con nosotros. 

Y es por ello que tenemos el honor y la satisfacción de develar en este acto un retrato suyo, que lo luciremos orgullosos en un lugar destacado de nuestro local. 

                                                 Muchas gracias.

                                                                                                                       REGRESAR